Unicaja Almería cede la corona en Copa

Una falta de pie en el primer set y un balón al marcador central en el segundo no estuvieron del lado de campeón que defendía título. Cuando un partido es tan igualado, cuando los dos rivales usan todos sus recursos disponibles, lo que se llama habitualmente ‘pequeños detalles’ puede ser propios del juego en relación a cuestiones técnicas o un tanto externos. Unicaja no tenía a Israel Rodríguez, y a Io de Amo la espalda le dio un serio toque en el último entrenamiento de la semana. Esa lesión le permitió jugar, pero en un lance defensivo de la segunda manga se resintió mucho. No hay lugar para las excusas, y sí para la lucha, que fue lo que el equipo ofreció ante un potentísimo rival que no tuvo altibajos en su rendimiento. El cuadro palmesano derrochó confianza y mató el choque en el bajón anímico.

El máximo anotador del encuentro fue Andrés Villena con 19 puntos, seguido de su compañero Jorge Fernández con 16. Hasta los 15 se fue Alemão por parte verde, con Juanmi González aportando 12 más. En cuanto a bloqueos, dos cada uno firmaron Moisés Cézar, Manuel Parres y Juanmi Gonzáles, siendo Jorge Fernández al más destacado en esa faceta con 8. Hugo problemas en ataque sobre todo, pero pese a ello se rozó haber ganado tanto el primero como el segundo, siendo inevitable el lastre mental en el que cerró la primera semifinal de la XLII Copa del Rey. En la grada se respiró un gran ambiente, y en ella hubo una muy nutrida presencia de los fieles aficionados del equipo blanquiverde.

El primer set comenzó marcado por dos errores al saque de Unicaja Almería, que después devolvió Ca’n Ventura pero ya en la alternancia de golpes con ventaja en el marcador. Además, los puntos largos fueron mallorquines, y el avance del set se fue produciendo entre dos y tres de renta, que fueron cuatro a la llegada del tiempo técnico (8-12). Cerca estuvo el cuadro almeriense con el 7-8, pero había falta un mayor ajuste del juego por punta, siendo los centrales los referentes en ataque. Había que fajarse en defensa, Palma siguió concediendo con su saque y una red de Villena puso el 15-17, seguido del 16-17 con primer tiempo de Parres y del 17-18 con error de saque de Alberto. Pero el equipo palmesano lleva la inercia y se marchó 17-20. Alemão atacó el 18-20, pero un error otorgó el 18-21.

El choque de trenes en la semifinal de la Copa del Rey no iba a defraudar en su inicio, y Juanmi acercó el al equipo con el 19-21. Fernández sacó fuera, se cazó un segundo tiempo de Viciana y Alemão puso el dejó el empate a tiro. Se logró con Borja Ruiz al saque y un ataque fuera de Ca’n Ventura, pero Fran Ruiz lo deshizo y Palma tuvo dos bolas de set (22-24). Una pipe de Juanmi González primero y una red de Alberto establecían una nueva igualada a 24 y con ello la confirmación de que iba a ser un set largo. Piero había pedido tiempo y sirvió para la reacción inmediata. Fran Ruiz empató a 25 y Villena estableció el 25-26, pero Parres quería un tanteo largo y enganchó dos puntos consecutivos. El marcador se fue a un 28-28, se pitó falta de pie en un saque de Alemão y se atacó fuera.

La juez de línea no lo vio pero así lo entendió el colegiado, por lo que subió el 28-30 definitivo de la primera maga, que en todo caso era muy significativo. La pudo ganar cualquier equipo, perola segunda comenzó con la dinámica inicial del tanto a favor de un Unicaja Almería que no quería despistes. El 2-1 con remate a la línea de Ferrera y 4-3 de Alemão fueron respondidos por Palma, pero no el 5-4 de un bloque de Juanmi González. Eran dos de ventaja con el 6-4 y el 7-5. Pero otra vez el punto largo fue ‘visitante’ para el 7-7. Alemão era un seguro, y además Fran Ruiz atacó fuera y hubo error mallorquín para el 10-7 con Io de Amo al saque. Dreyer pidió tiempo y los suyos igualaron a 11 tras otro punto largo para parar el partido otra vez por delante (11-12) tras un error ahorrador. Se regresó con bloqueo de Fernández y con error de ataque, por lo que Piero pidió tiempo.

No podía ser de otro modo que dando un gran espectáculo. Juanmi González hizo dos puntos buscando dedos y con un gran bloqueo para el 14-17, pero Ca’n se fugó 14-17 y entró en cancha Moisés Cézar para tocar prácticamente todas las bolas palmesanas con su bloqueo. Juanmi al saque propició la reacción y se luchó mucho, con excelente labor defensiva de Toni Llabrés para, tras una varilla de Villena y un Parres haciéndose gigante se cogiera la iniciativa (22-21). Dreyer pidió tiempo con 23-21 y Unicaja después tuvo dos bolas para igualar el choque (24-22). Ambas las levantó Andrés Villena, con Cairus al saque, pero se dispuso de otras dos más con el 25-24 y el 26-25 con ataques de Alemão y Moisés. Si en el primero hubo un error de pie, en el segundo hubo un balón al marcador.

El 26-28 sí dolió un poco más, porque se había hecho mucho para ganarlo, y se notó en el inicio de la tercera manga. Ca’n Ventura se marchó muy rápido (1-6) y salió a pista Arabisen Rodríguez. No había manera de conseguir el ritmo de juego e Io de Amo, tocado seriamente de la espalda, notó más aún la lesión tras resentirse en una defensa forzada del anterior set. Llegó el 3-8 y el 4-10 fue un ‘ace’ de Viciana. A la llegada del tiempo técnico el cuadro palmesano doblaba a un Unicaja herido (6-12). Un ‘ace’ de Alemão estableció un marcador de 9-14 y con 9-17 se sacó la raza de ganador para tensar todo lo que se pudo el electrónico, sumamente adverso. Fuerza y Honor dice el cuello de la camiseta, y de eso hubo para pasar hasta el 14-17. Se estaba demasiado atrás y se cedió, no sin luchar.

26/02/2017