Las cuentas de Manuel Parrés

El central habla con una seguridad rotunda sobre el futuro cercano de Unicaja Almería: “Ahora empieza un periodo diferente de competición y ya estamos con el cuchillo entre los dientes y con toda la confianza”

Escucharlo supone recibir una inyección de fe, don que se ha ganado sobre pista y que se basa en la honestidad. Si Manuel Parres lo dice, ‘va a misa’, y su predicar lleva a un mañana ‘gozoso’ sin eludir la realidad del presente: “Finalmente terceros y eso implica que ha habido dos equipos, que son Teruel y Palma, que han sido más regulares en toda la liga y que se merecen por derecho propio tener esos dos primeros puestos, implica que tendrán factor cancha a favor, pero cierto es que ahora empieza un periodo diferente de competición donde todos vamos ya con el cuchillo entre los dientes y Unicaja va a afrontarlo con toda la confianza a pesar de ser terceros, ya que tampoco es un factor determinante a partir de ahora”.

El central ahorrador deja clara la diferencia: “Ahora a centrarse en pasar la primera eliminatoria y después pensaremos en lo que venga, porque va a ser totalmente diferente a la competición de liga, sabemos que es eliminatoria y queremos pasar nosotros”. Empezar fuera no le afecta: “No creo que sea ni mejor ni peor porque tenemos claro que vamos a ir partido a partido, con el cuchillo entre los dientes a sacar uno de los dos que teneos fuera; este año tenemos que tener claro que va a ser así, no algo negativo, porque tenemos las referencias cogidas de los campos independientemente de quien sea el rival, sabemos cómo son los pabellones, no nos coge nada de nuevas… no nos va a influenciar en nuestro juego”.

Su seguridad en la expresión construye un mensaje que cala, y que es toda una advertencia: “El equipo, después de la confirmada recuperación de Israel, que es algo que viene en el mejor momento de competición de todo el año, llega muy bien y sabe que llevamos un trabajo acumulado; el equipo se conoce a la perfección y tiene ese plus de Isra que nos puede dar un empujón que quizá lo necesitábamos, y vamos a tener estas dos semanas de preparación, contando esta aunque haya un partido en el que no nos jugamos y ante el que la gente ya piensa en play off… todo encaja y todos tenemos ganas de llegar en perfectas condiciones al principio del play off”. Además, habrá cambios el sábado y será algo muy bueno.

Parres así lo considera: “Siempre viene bien que el entrenador haga rotaciones y que pueda dar descanso a algunos jugadores; a mí me ha venido bien este fin de semana pasado, pero cierto es que aunque no te lo dé, como ha sucedido otros años, estoy en el ritmo de competición y si no lo piensas no se nota tanto; en este caso están bien las rotaciones y que dé juego a los compañeros que no participan tanto en el septeto inicial para que cojan confianza y estén preparados de cara a lo que se avecina”. En su caso, saltó Jean Pascal: “Hizo un buen partido y creo que le hacía falta entrar en pista, competir, coger confianza, porque ahora se acercan partidos importantes y todos necesitamos sentirnos partícipes”.

El buen papel de su compañero “es importante para el grupo, para que todo entero se vea dentro de competición”. La pregunta del millón es sobre qué se necesita para ser campeón, y pese a no haber respuesta clara, sí hay un camino: “Si lo supiéramos, ya seríamos campeones y no haría falta nada más, pero lo que sí tengo claro es que hay que jugar cada partido como si fuera una final, y después ya se pensará en el siguiente, y en el otro y en el otro; lo principal es estar todos unidos como un grupo, tirar todos para el mismo sitio y luchar cada partido como una final, esa es la clave; independiente del resultado que sea, va a ser el mismo esfuerzo y compromiso con los compañeros y con el equipo, lo vamos a dar todo”.

En ese sentido, el ilicitano es rotundo: “Hay que creer, por supuesto, toda la gente tiene que tener confianza en nosotros, somos profesionales, vamos a trabajarlo hasta el último partido y el último entrenamiento para conseguir llegar lo más lejos posible; primero nosotros mismos confiamos en el grupo y en cada compañero, y segundo, por supuesto que la gente tiene que confiar en nosotros, porque somos profesionales y vamos a darlo todo en la pista en cada momento”. Es un mensaje clave en el que insiste: “No hay ninguna razón para que alguien deje de confiar y nosotros sabemos que tenemos que luchar todos juntos”. Parres cierra con un claro “creemos ciegamente en que luchando partido a partido llegaremos al final”.

Todo encaja, incluso el parón de Semana Santa de esta temporada: “Creo que es un punto positivo que nos va a dar más tiempo para trabajar cargas y musculación e ir más preparados para el play off, y es un periodo que viene bien para olvidar la liga regular que vamos a terminar este sábado y saber exactamente el rival que se tendrá en semis, para concentrarnos en esos dos primeros partidos”. El central da por adversario a Palma: “No creo que Teruel pinche ante Mediterráneo y deje de jugar contra el cuarto; nuestro rival va a ser Urbia pero independientemente de si eso sucede o no al final, para mí personalmente es indiferente si es uno u otro, se va a luchar y vamos a tener esa semana para estudiar tácticamente al que sea”.

redacción
#MASALMERIA, referentes en la información del deporte de Almería. Fresco, innovador, combativo, diferente. También en Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *