Regreso al Futuro

Los nombres DeLorean, Marty McFly y Doc son el eje de la trilogía Regreso al Futuro que fascinó a toda una generación con sus viajes por el tiempo. En el Almería no necesitamos ninguno de ellos para volver del pasado con el retorno de Lucas Alcaraz al banquillo rojiblanco, en lo que se convierte en una trilogía si contamos su primera experiencia en el Almería CF allá en tiempos de Segunda B.

El técnico granadino, al igual que Fray Luis de León o Miguel de Unamuno, recuperó su puesto y, como si de un Deja Vu se tratara, consiguió que con su planteamiento viajáramos en el tiempo o, hubiera habido un descanso temporal para continuar la labor exactamente igual que donde la dejó, incluido Verza en el mediocentro. Solo cuando miramos a la clasificación y echamos de menos a Leo Ulloa nos dimos cuenta de que, en efecto, estábamos en el futuro, 2017.

A Lucas Alcaraz hay que concederle, sin pestañear, el orden y rigor tácticos, que además vienen de serie. Y el equipo, en ese sentido, si mostró esa solidez que caracteriza a sus equipos. El problema es que a nivel de creación, también mostró los defectos que caracterizan a sus equipos y que ya le costaron el cargo en su momento. Es cierto que el Barcelona B aprovechó el único desajuste defensivo para ponerse por delante. Y no es menos cierto que René evitó que nos dieran la puntilla. Pero tampoco es descabellado decir que el punto fue justo y, por tanto, hay que darlo por bueno. En primer lugar, porque con estos planteamientos, en muchas ocasiones acabas perdiendo y el empate es a lo máximo que se aspira, aunque para desde el punto de vista de nuestro entrenador el empate sea lo mínimo a lo que aspire.

A partir de aquí, lesión de Verza y expulsión de Tino aparte, tenemos que hacer este empate bueno en el partido ante el Tenerife, donde un planteamiento tan conservador no nos valdrá para nada, y menos en la situación actual donde tenemos que sumar puntos de tres en tres. Espero que Lucas Alcaraz sea consciente de eso. Por cierto, Corona está tardando en traer de vuelta a Kalu Uche, al que Lucas conoce tan bien como a Verza…

Raúl Piñeiro
Almeriense de padre gallego que tuvo la suerte de cumplir su sueño de ser periodista deportivo antes de rayarse y marcharse a Londres…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *