Inoperante y desesperante

La UD Almería despide 2016 en puestos de descenso, una zona que desgraciadamente le es muy familiar, ya que se ha pasado la mayor parte de este año que acaba en esas posiciones. Si el conjunto rojiblanco se ve en esta tesitura es, sin duda, debido a su nulo rendimiento como equipo visitante.

Una victoria en las ultimas 38 visitas deja en muy mal lugar al club, a los jugadores y a los distintos técnicos que han ido pasando. No es una cuestión de sistema (hemos probado con defensa de 5, con tricipote, sin él, con más delanteros y sin ninguno, etc.), sino de actitud y concentración. El equipo demuestra una falta de concentración alarmante.

Soriano había avisado durante toda la semana que el Mirandés colgaba muchos balones al área. Dicho y hecho. Los dos tantos que encajamos vinieron así en un duelo que bien podríamos haber ganado ya que este Mirandés no es ni la sombra del equipo que estuvo en la parte alta la temporada pasada. Pero no, el Almería salió, una vez más, a verlas venir, con 3 mediocentros defensivos. La alineación tuvo su polémica, al quedarse Ximo, Pozo y Puertas fuera, aunque son casos distintos.

Lo del lateral, Soriano lo explicó diciendo que Isidoro estaba mejor. Uno no puede más que reírse cuando escucha a nuestro entrenador. Ximo se va a ir en este mercado invernal y el club no quiso arriesgar la operación con una inoportuna lesión. Y ojo, hasta me parece normal este tipo de decisiones. Lo de Pozo y Puertas tampoco es una sorpresa. Al primero Soriano no le gusta en los desplazamientos, como ya nos mostró desde el principio la temporada pasada. Al segundo le había abierto la puerta de salida en verano. Y fuera de casa Soriano prefiere jugar a lo amarrategui. El problema es que lo de Puertas viene después de una semana de dimes y diretes, de decir que si Puertas podría no jugar y tal, en una forma bochornosa de presión para que renueve, y claro, es lógico que el personal se enfade.

Y todas estas historias no ayudan en absoluto a un club que lleva 4 temporadas tentando demasiado a la suerte y que, como no espabile, puede acabar cayéndose al pozo de la Segunda B…

20/12/2016