Un golpe a la soberbia

Soriano había reconocido que no sabía qué hacer para ganar fuera de casa. No lo consiguió en su andadura como técnico, pero Fran Fernández, en su primer partido, sí que supo muy bien que hacer, logrando un triunfo vital para las aspiraciones de permanencia rojiblanca. Sigue lloviendo, aunque un poco menos, ya que de cuatro puntos se ha reducido a dos y ahora son 14 partidos los que quedan para acabar el campeonato.

La victoria en Lugo sorprendió a propios y extraños, y pareció escocer a cierta gente. Hay quien quiso ver una especie de conspiración de los jugadores en contra de su entrenador anterior, lo que suele ser conocido como “hacer la cama”. Incluso cuando los jugadores, instigados por Corona, de cuya lealtad a Soriano no puede haber duda, hicieron piña sobre el terreno de juego para celebrar el triunfo.

Quien quiera ver fantasmas es libre de hacerlo. Quien crea que Soriano ha sido tratado de forma injusta, pese a que ha tenido el apoyo incondicional del presidente, que ha tenido una paciencia inusual, pues también. La realidad es que Soriano no ha funcionado como técnico en el Almería. Es posible que se precipitara en su decisión de cambiar los terrenos de juego por los banquillos. Es posible que creyera que la empresa era más sencilla de lo que en realidad era. No lo sé.

Lo que sí sé es que el triunfo de Fran Fernández es un golpe a la soberbia. En apenas 3 o 4 días de entrenamiento ha sabido transmitir más a sus jugadores que Soriano en lo que iba de temporada. En apenas una semana ha conseguido que el equipo parezca más trabajado que con el anterior técnico. Y todo es gracias a Fran Fernández, que ha demostrado saber de qué va esto. Su planteamiento inicial, recuperando para la causa a Azeez y colocando a Ximo de central; el sistema mixto (4-3-3 en ataque y 4-4-2 en defensa) y el posterior cambio a defensa de cinco cuando la cosa se complicaba. La presión y solidaridad de todas las líneas…

Todo eso fue distinto a Soriano y, por tanto, es justo darle el mérito que merece a un Fran Fernández que se ha ganado, como mínimo, el beneficio de la duda…

07/03/2017