Equipo con alma

El encuentro disputado el pasado viernes en Los Cármenes arroja una derrota, aunque sin embargo también desprende señales positivas acerca de un equipo que hace sólo un mes estaba muerto en casi todos los sentidos y que cuatro semanas después da señales de permanecer muy vivo. El trabajo llevado a cabo por Fran Fernández primero y Lucas Alcaraz después parece efectivo y el equipo se encamina a parecer precisamente eso, un equipo, un bloque, un conjunto solidario y ante todo un cuadro con alma, vivo, dispuesto al sacrificio individual al servicio del colectivo y a no rendirse ante la adversidad.

Todo ello es lo que dejó patente un encuentro en el que el Almería comenzó perdiendo 2-0, pero logró levantarse como equipo a través del orden aunque también el arrojo, desde el corazón sin descuidar la cabeza y sobre todo reaccionar a través de la convicción y el esfuerzo. El empate llegó en el minuto 91 y sin embargo se terminó cayendo derrotado en la última jugada del encuentro en casa de un Granada del que nadie duda que es uno de los grandes aspirantes al ascenso directo, con un equipo formado por lo mejor en cada posición de la categoría, en lo que se definió en pretemporada como el ‘Dream Team’ de Segunda. Con bajas y el resultado en contra desde el inicio, el equipo estuvo cerca de sacar algo positivo de tierras nazaríes y esto es algo que hay que valorar en su justa medida.

Sin embargo, no cabe detenerse y ya hay que mirar al frente, especialmente cuando se presentan dos oportunidades realmente golosas de llegar al descanso navideño en una situación inesperadamente tranquila a tenor del desarrollo de la primera mitad de campeonato. Pero no vayamos más allá del encuentro del sábado, en el que una victoria ante el Córdoba se antoja mucho más importante de lo que se pueda llegar a pensar, que ya es mucho. El conjunto cordobés llegará a tierras almerienses sumido en una profunda crisis, con su tercer técnico en el banquillo en lo que va de temporada y con una dinámica realmente negativa en la que ya encadena hasta 13 encuentros consecutivos sin lograr ganar. La victoria sería vital y no debe valer otra cosa, aunque habrá que ser precavidos y tener en cuenta que los cordobeses cuentan con jugadores de calidad especialmente en la zona ofensiva, con Jona, Guardiola, Javi Galán o Javi Lara como principales amenazas. Una prueba de fuego que puede definir cual será el futuro en la presente temporada del cuadro dirigido por Alcaraz y en el que el equipo tendrá que superar precisamente la baja un Rubén Alcaraz que comenzaba a ser decisivo para el conjunto almeriense.

JM Capel
JM Capel Autor
Redactor y CM del medio digital Sphera Sports. Especialista en Segunda División.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *