Habrá División de Honor B para rato con Unión Rugby Almería

(25-28) Los cruzados superan el trámite de casa pese a la falta de concentración y a un arbitraje que anula hasta tres ensayos y no favorece la continuidad del juego: derrota extraña pero ‘suficiente’

Incluso apareció la lluvia en pleno día 25 de junio y bajo el bochorno. El cielo encapotado escondió el sol pero no impidió el calor, sofocado con otro gran ambiente en la grada. En temporada regular seguramente la historia habría sido muy distinta, pero tras el parón entre el final de liga y la promoción, con la vuelta al ‘fuego real’ la semana anterior y la cabeza más puesta en acabar que en otra cosa, URA no estuvo cómodo pero se queda en División de Honor B con una diferencia en el global de 16 puntos sobre CR Majadahonda. De todo lo sucedido, lo más importante fue la despedida de Pablo Jiménez Barceló, que anunció a sus jugadores en el corro final que no seguirá siendo su entrenador.

Tras un ascenso a la categoría de plata y dos permanencias consecutivas, el sabio trabajador de la gorra calada, empapado de agua y del cariño de todos sus hombres, anunció  el fichaje de un míster de alto nivel y advirtió sobre una mayor ambición el próximo curso. Para ello había que cumplir el expediente iniciado con la buena renta de 19 puntos conseguida en el Valle del Arcipreste, cosa que se logró, pero no se pudo brindar una victoria a la fiel afición, una vez más masiva en la grada del Emilio Campra. El choque se perdió por 25-28 con decisiones poco compartidas y con tres ensayos anulados a posteriori, una vez permitido que concluyera la jugada y se depositara el oval en la zona de marca.

En cuanto al rival, valiente y sin nada que perder, sino mucho que ganar, hizo todo lo que pudo y fue al límite. Firmó 4 tries, los mismos que Unión Rugby Almería, pero con pleno acierto en los respectivos lanzamientos a palos al ser todos ellos por el centro, como diferencia que decantó el encuentro. URA solo completó los siete puntos en una ocasión. Eso sí, una patada de golpe de castigo transformada en un momento psicológico por Juan Graciarena dejaba la eliminatoria decidida con el 20-21 a falta de 20 minutos, solo con la incógnita de quién ganaría el partido. Lejos de su mejor versión, y no menos cierto que desconcertados por la serie de decisiones arbitrales, lograron el premio mayor.

El choque comenzó con presión de los Jiménez, pero pronto Majadahonda dejó claro qué equipo era el más necesitado. Empezó a pisar con insistencia el suelo almeriense, pero sin embargo una gran acción de Quisquilla en una melé que giraba abrió la lata del lado local. Su salida a la izquierda desde la línea de 22 contraria encontró al veloz Sebas Urgu para, con habilidad, plantarse en la zona de marca y poner a URA por delante. Las internadas madrileñas tenían a Cladera como hombre más incisivo, y de hecho fue un ensayo de delantera tras robar una melé en 22 almeriense, con Quisquilla esa vez siendo atendido fuera del campo, el que le dio la vuelta al marcador (5-7).

Se paró para agua acto seguido y a URA no pareció importarle demasiado pese a que llegaría otro mazazo después. Con Pisapia en el campo, se rozó el ensayo y se abrió bien tras melé, pero un pase interceptado en posible posición de fuera de juego establecía el 5-14 para los visitantes. Otra vez más se rehízo el XV cruzado, que se quedó a escasos cinco centímetros de un try que sí que haría Royal Mwale, pero anulado por Santoro. Se enfadaron las filas unionistas y acto seguido rompieron la última cortina majariega con Armstrong como gran protagonista tras pase de Nacho de Luque. Con el 12-14 se llegó al descanso tras más de 45 minutos de juego una vez descontada la parada del agua.

Los últimos instantes fueron de defensa en un final que se hacía interminable pese a que el rugby se juega a reloj corrido salvo circunstancias concretas. A la vuelta había que rematar el trabajo, ya con solo una distancia de 40 minutos para hacer buena una renta entonces de 17 puntos. Se comenzó enchufados y se anuló un tercer ensayo obra de Lucas Melián tras una gran jugada colectiva y pase de De Luque. Otra vez no importó, y Armstrong de nuevo haría try en jugada de Varas, recuperando así el mando en el marcador (17-14). El juego se endureció, Royal fue expulsado por recriminar un feo placaje sobre el propio Varas, y en medio de la pelea se repitió jugada en la otra banda.

Esa vez fue sobre Lucas Melián, siendo expulsado temporalmente Biya en el rifirrafe y de modo definitivo el visitante Humberto, autor de la acción. Fueron varios minutos con 13 jugadores sobre el campo frente a 14 y otra vez contracorriente al haber ensayado CR Majadahonda a través de su habilidoso centro. Un golpe de castigo en zona de tiro equilibró otra vez más el tanteo, ya que Graciarena pidió el rosco y no perdonó (20-21). Se anuló un try de Varas culminando bajo palos una preciosa jugada a mano de URA, mientras que los rhinos echaron el resto para establecer el 20-28. Ya en la recta final, una recuperación en la propia línea de 22 y una apertura al carril izquierdo fue suficiente para que la velocidad de Antonio Manchón le impulsara hasta la zona de marca y dejara el marcador en el definitivo 25-28.

URA quiso dar un último empujón para la victoria, pero esta vez no hubo un alargue de 5 minutos más, como en la primera parte, cuando se sufrió al tener que defender. Se atacó sin premio menor, el de ofrecer a su grada el triunfo y un agradecimiento que sí que recibió Pablo Jiménez. Manteado y duchado en una típica imagen del éxito, todo ello tras el bonito pasillo entre dos equipos que habían ofrecido una bella lucha. Ya sí habrá División de Honor B en una temporada que promete ser la de la explosión definitiva de Unión Rugby Almería, con su nuevo campo y el crecimiento de las escuelas, todo ello en las manos de un Jiménez cuyo talento se dedicará a la dirección deportiva.


FICHA TÉCNICA

URA (25): Biya, Mwale, Quintana, Padilla, Cuadrado, Joaquín Pérez, Luis Vergel, Lucas Melián, Quisquilla, Graciarena, Varas, Toti, Tom Armstrong, Sebas Urgu y Nacho de Luque. También jugaron Piloto, Pisapia, Juan Jiménez, Juanjo López, Rafa Alastrué, Pufo, Gabel y Antonio Ruiz.

CR Majadahonda (28): Cladera, Ware, Nicolás Santa, Fontenla, Javier Alonso, Álvaro Alonso, Accardi, Juan García, Cornejo, Rodera, Del Río, Juan Mazariegos, Íñigo Mazariegos, Prados, Marín y Nieto. También jugaron Cabanas, Lucas Santa, Gómez, Humberto, Hansen, Jorge Pérez y Miranda.

Árbitro: Joaquín Santoro (Comité Valenciano). Expulsó temporalmente a Graciarena (min. 22), Royal Mwale (min. 55) y Biya (min. 60) por parte de URA. Expulsó definitivamente a Humberto (min. 60) por parte de Majadahonda.

Tanteo: (5-0) min. 14, ensayo de Sebas Urgu. (5-7) min. 22, ensayo de Ware transformado por Nieto. (5-14) min. 33, ensayo de Rodera transformado por Nieto. (12-14) m. 36, ensayo de Armstrong transformado por Graciarena. DESCANSO. (17-14) min. 50, ensayo de Armstrong. (17-21) min. 57, ensayo de Prados transformado por Nieto. (20-21) m. 59, golpe de castigo transformado por Graciarena. (20-28) m. 73, ensayo de Prados transformado por Nieto. (25-28) min. 78, ensayo de Antonio Manchón. FINAL.

Incidencias: Partido de vuelta de la promoción por la permanencia en División de Honor B disputado en el Emilio Campra ante unos 600 espectadores y con una significativa presencia de aficionados madrileños. Durante el descanso se hizo entrega a Costa de Almería de trofeo y medallas de campeón de la Liga Provincial. Decathlon entregó material deportivo a URA Clan al término del choque.

25/06/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *