Despacito

Posiblemente esté siendo una de las semanas más bochornosas de la temporada en lo que a la UDA respecta. Ayer salía a la luz lo evidente; de la mano de Paco Gregorio en Diario de Almería, conocíamos la escasa intensidad con la que entrenaban ¡un martes! los titulares de un partido jugado en domingo, no vayan a sudar en exceso. Algo de lo que ya dio cuenta este medio hace unos meses a través de este tweet. No deja de sorprendernos de la información de mi tocayo la pasividad de un vestuario que atiende con descarada desvergüenza su dispositivo móvil mientras el entrenador se dirige a los jugadores, ante la estupefacción del recién incorporado Marco Motta. Dicho de otra manera: ‘pasan’ de Soriano; como cuando un adolescente utiliza el móvil en la mesa y es reprendido por sus padres. En el caso que nos atañe no hay regañina; sí maleducados, consentidos por ‘Papá Soriano’. Parece estar pidiendo a gritos la llegada de un Hermano Mayor que asiente unas reglas de convivencia y enderece el rumbo de la casa.

Soriano no es capaz de toser a sus pupilos, a no ser que se trate de Pozo o Puertas, y eso es un problema. Vivir alejado de la realidad, ignorar los patentes e irrebatibles defectos del equipo, otro. Y si no, que se lo pregunten a César Vargas, compañero de Radio Marca Almería, que insinuó en rueda de prensa que uno de ellos es la desconexión defensa-ataque, provocando el enfado del técnico maño. Habiendo tirado dos veces a portería en Vallecas… ¡Qué cosas tienes, César!

Como colofón, -apuntan desde el club-, no es urgente la incorporación de un delantero centro a la disciplina; no hay prisa en este sentido y se consideran suficientes efectivos Antonio Puertas, Yoda, Juanjo y el propio Quique, que parece tener la titularidad asegurada. Van sobrados. Como Gorosito en su llegada, soñando con un playoff de ascenso. Me da que Sillero tendrá que disfrazarse en más de una ocasión de Chumbi, artífice de 3 puntos de oro en el último ascenso precisamente frente al Girona, en Montilivi. Ojalá no se venguen mañana y no culminen esta semana horribilis del Almería. Tú suavecito, Soriano, pasito a pasito.

09/02/2017