Javier Montoya vs Raúl Piñeiro: Unión y Fuerza

  • JAVI MONTOYA: El momento es ahora

Raulico, no veas la alegría de ver a la UDA vencer y convencer, con todo lo que hemos sufrido y los puntos que se nos han ido, sin ir más lejos a los de Ramis ante el Zaragoza por salir sin un mínimo de intensidad exigible, o en Córdoba, donde pagamos un ataque de entrenador y tener en plantilla jugadores que no deberían estar, más de uno por desgracia te vendrá a la cabeza. Este domingo, algunos la tomaron con más o menos razón con el 14º en actuar. Hasta ahí todo bien. Qué diferencia de sensaciones tras comprobar a las 5 de la tarde una alineación y otra. Le pudo salir mal pero con buenos jugadores, buena actitud y orden, disciplina y mucho oficio será difícil no sacar partidos adelante.

Motta, pese a no brillar ni tener su mejor actuación ante el Sevilla Atlético, aúna las cualidades que acabo de mencionar. Por eso, siempre en mi equipo. Pide paso Gaspar, que no se descuide Puertas si además Fidel está al nivel que mostró el domingo, el que de él se esperaba pero no ha ofrecido. Ramón debe volver a ser titular y quizá lo veamos en Elche si Ramis decide cubrir la baja de Morcillo -tremendo que lleve 15 tarjetas, una cada dos partidos- bajando a Joaquín junto a Ximo y el nigeriano acompañe a Borja en el pivote. Mención especial al dúo sacapuntos que no hemos disfrutado antes pero nunca es tarde. Quique y Kalu son una conexión letal y tienen que seguir así porque se mejoran mutuamente. Sillero puede esperar.

Tampoco olvido dos piezas clave en muchos partidos gracias a los que hemos salvado muebles atrás: Casto y Nano. Echamos algo en falta Pozo, menos determinante de lo esperado ante el Sevilla Atlético y esta temporada en general. En el Martínez Valero solemos pasarlas putas, para qué decir otra cosa. Pero es el momento, jugando como el domingo se puede. Orden y concierto. Y que a Nino no le dé por hacer de Uche. ¿Cómo lo ves tú?

  • RAÚL PIÑEIRO: Golpe sobre la mesa

Amigo Javi, la victoria del Almería siempre me alegra el día, pero si me alegré mas todavía el domingo fue por el bueno de Ramis, un entrenador que asumió un riesgo enorme y que no contaba con la confianza de la mayoría y que, sin embargo, a base de trabajo y con el paso de las semanas, está demostrando saber muy bien de que va esto y, lo más importante, estar capacitado, mucho más de lo que creíamos, para lograr la permanencia esta temporada. Esas voces agoreras y sorianistas que salieron de la caverna tras la derrota en Córdoba me molestaron mucho. Exonerar a Soriano parece su único cometido. Siguen sin asumir que por culpa de aquellos barros nos vemos en estos lodos. Si Soriano se hubiera ido antes, estaríamos ya fuera del descenso hace tiempo. Pero no, nos llevó al límite y ahora le exigimos a Ramis lo que no se le exigió a Soriano pese a llevarnos a la deriva de forma bochornosa.

El domingo hubo muchas noticias buenas, no solo la victoria. El equipo mostró una intensidad y un orgullo que invita al optimismo. La defensa, pese a no tener su día más brillante, más o menos solventó la papeleta de forma aseada. La dupla Joaquín-Borja se consolida como plan de garantías en la medular. La reaparición de Fidel, fichaje estrella, el ímpetu de Quique y los destellos de Pozo, al que debemos exigirle un poco más, ya que calidad tiene. Lo que no es noticia es lo de Don Kalu Uche, el puto amo. El jefazo. El dios nigeriano. En las dos últimas temporadas, cada vez que ha marcado, el Almería ha logrado los 3 puntos. El año pasado 3 goles suyos fueron 9 puntos clave. Esta temporada ya lleva 2 tantos y 6 puntos. Suma y sigue.

En Elche, con Uche en el 11 empezaremos a ganar el partido. Si el equipo muestra la actitud de Tarragona o la del otro día, y sale enchufado desde el principio, tendremos opciones de dar un puñetazo sobre la mesa y salir del descenso. Ojala. Yo, como tú, retrasaría a Joaquín a la zaga e incluiría a Azeez en la medular. Es un partido para ser valientes y sorprender a un Elche que puede andar nervioso, con el aliento del descenso en el cogote, y con su entrenador jugándose el puesto. El duelo Nino-Uche puede ser antológico…

26/04/2017