Javier Montoya vs Raúl Piñeiro: Don Kalu

  • JAVI MONTOYA: Uche y 10 más

Como sé, Raulico, que eres kaluchista, el tema de esta semana está claro. Gracias al nigeriano encadenamos dos victorias seguidas, algo que pasa casi un año después de la última vez, igual que cuando ganamos en Lugo desbloqueamos el logro de ganar fuera. La verdad es que tanto Alcorcón como Nástic lo pusieron más fácil de lo que lo tuvo la UDA en el Anxo Carro pero había que ganar. Y para ganar hay que marcar. Y para marcar no podemos contar con Chuli, ya en Getafe, ni con Juanjo, que aquí sigue mostrando en los pocos minutos que merece jugar lo gran bajador de balones que decía Soriano que era…

Vuelvo al tema, que me pierdo y me enciendo. Uche. Don Kalu. El que nunca hace nada. Pero ahí estaba el tío, como quien pasa casualmente por el área chica o por la calle una madrugada tan a punto para que sus fieles lo inmortalicen con una foto impagable. Y sin embargo está colocado de modo magistral para elevarse cual águila una vez puesta su presa en el punto de mira. Si el cabezazo de Joaquín es más certero, gol del chaval. Si lo hubieran despejado, ahí estaba el tío para arreglar como enmendó igual ese testarazo en semifallo del huercaleño y devolvernos a la vida, mantenernos en la esperanza de sobrevivir.

La baja de su ahijado Ramón, además de la ausencia de Pozo, hizo que Ramis se decidiera por el nigeriano. Pocas opciones más tenía: Corona o Juanjo. Albricias para todos los que nos hemos ido rindiendo al kaluchismo cuando nuestro míster nos sorprendió con Uche en el once. Poco tardó en tener la primera, a la que seguirían una segunda menos clara, el tiro al palo y el gol. Y a descansar. Sin hacer ruido. Los envidiosos dirán que está mayor, fuera de forma y hasta que se tropieza solo o falla más que Quique. Calidad y goles les contesto. Llegará el AVE en 2023 y Kalu seguirá sobrevolando a ras, con menos velocidad y sin volteretas. Es un mito. Un águila inmortal, profeta de los kaluchistas. Como tú, como yo. Como deberían serlo los 10 privilegiados compañeros y los 11 temerosos rivales que compartan campo con el puto amo. Adelante, Piñeiro…

  • RAÚL PIÑEIRO: El retorno del Jedi

Querido Javi, muchos nos trataron de locos a los kaluchistas como, al más puro estilo Fernando Arrabal, queríamos hablar del kaluchismo. Al igual que el filósofo afincado en Paris dijo sobre el milenarismo, nosotros avisábamos de que el kaluchismo iba a llegar. Y vaya si lo hizo. Apenas había tenido oportunidad de reivindicarse, aunque el tercer gol ante el Alcorcón viene de un melón que baja Uche de cabeza, pero el domingo en Tarragona demostró porque Kalu Uche es indispensable en este equipo y porque Soriano cometió un error fatal descartándolo en verano y luego de nuevo en invierno. Quizás hoy seguiría en el banquillo y el Almería viviría cómodamente en mitad de la tabla. O incluso más arriba.

El año pasado tres goles suyos valieron 9 puntos clave para la permanencia. Y un escorzo suyo con un defensor albaceteño permitió a Pozo anotar un gol que nos dio otro tres puntos. En total, 12 puntos tuvieron la firma del carismático delantero nigeriano. Una cifra nada despreciable a la que el Almería renunció alegremente, en un ejercicio de irresponsabilidad supino, uno más, que nos condenaba irremediablemente al infierno de la Segunda B.

El lado oscuro de la fuerza impuso su totalitarismo en la caseta rojiblanca, debilitando a una resistencia a la que, impune, prácticamente fulminó en el mercado invernal. Cuando se confirmó el regreso de Kalu, todos teníamos claro que nuestro Darth Vader, que un día fue padawan y jedi, estaba acabado como se demostró semanas después con su cese. El retorno de Uche es el retorno del Jedi y, con él, la fuerza que necesitábamos para poder pelear con garantías por la permanencia. Ramis, que ha demostrado saber de esto un rato, es consciente del lujo que supone tener a Kalu Uche en su equipo y creo que vamos a ver más kaluchazos de aquí a final de temporada. Amén.

05/04/2017