Javier Montoya vs Raúl Piñeiro: Las penas

  • JAVI MONTOYA: ¿Qué pasa, peña?

En los 90 aún no nos conocíamos, Raulico, nuestra amistad es de este milenio aunque ni tú ni incluso yo seamos millennials, algo que según leo está reservado a los nacidos entre el 81 y 95. Le dejaremos pues a tu hermano ese dudoso honor, pese a que no veo yo a Kike haciendo elmannequin challenge como su tocayo y otras movidas propias de esa generación. Nosotros somos, éramos y seremos -por mucho que lo digamos y hagamos cada vez menos- de salir con la peña. Tú tenías otro concepto del término, más futbolero que yo, y según has contado siempre con orgullo, pertenecías a la Juan Ternuras, junto a otros amigos y conocidos.

A ti que has vivido miserias, penas y sinsabores pero también alegrías y celebraciones se te caerían los huevos al suelo de escuchar las penurias que viven algunas peñas de la UD Almería, empezando por las de la Federación. Como sabes, el gran Baldomero Titos ha dejado la presidencia en manos de José Manuel Lermos, el único que se ha postulado para el reto de relevarlo. Al presi de la Peña El Tomate no se lo ha puesto fácil el club ni, según añade, cierto sector de los aficionados, de otras peñas que no vienen al caso.

Tú lo conoces más pero en el último año he coincidido con él asiduamente en tertulias de radio y esta misma semana pudo venir a El Banquillo de Almería TV -faltó Lermos pero ya vendrá-. Ya sabes que además de lo que se cuenta ante micros o cámaras, que en su caso fue jugoso, hay conversaciones previas y posteriores, las llamadas off the record, que por supuesto no puedo revelar pero son reveladoras, créeme. Y no por esperadas dejan de sorprender. Una pena porque la base de este y cualquier club es su afición, muchas veces la gran olvidada por la directiva. Ojalá cambie la cosa. ¿Cómo lo ves?

  • RAÚL PIÑEIRO: Hablando se entiende la basca

Querido Javi, conozco a Baldomero desde hace más de 20 años. No han sido pocos los partidos que hemos vivido juntos, ya sea como local en el Juan Rojas o en el Mediterráneo, o en los innumerables desplazamientos que hemos tenido en las distintas categorías durante todos estos años. Por eso, a la hora de hablar de Baldomero Titos, solo puedo hacerlo de una forma muy subjetiva, ya que son muchas las cosas que hemos vivido juntos. La noticia de su salida de la Federación de Peñas me sorprendió como a todos, y sin saber mucho del tema, puedo ver claramente que el club carece de muchas cosas, incluida la comunicación y el cuidado de sus peñas y aficionados. De la relación con otras peñas no puedo hablar. Hubo un tiempo en el que la afición y las distintas peñas remaban en el mismo sentido, sin rencores.

Hablando se entiende la basca, que decía Jesús Vázquez allá por los 90. Pero las peñas parece que hablan poco entre sí o no andan muy dispuestas a ponerse de acuerdo. Y ese puede ser el gran problema. Si las peñas no están unidas, será difícil conseguir cosas y hacer frente común ante el club. Ese es el reto de José Manuel Lermos ahora. Tiene que intentar la unidad de las peñas y pelear por el interés común y no por los intereses particulares. Claro que para algunas peñas puede ser difícil compartir con otras ciertos privilegios.

Entre tanto, el club se lava las manos. Regala unas entradas por aquí, favorece a unas peñas por allá, y se mantiene a cubierto. Mientras que la afición, incluidas sus peñas, ande dividida, este club no va a prosperar y va a seguir siendo un club de la Liga de Futbol Profesional con una estructura y un funcionamiento propios de un club de futbol amateur. Y eso sí que es una pena…

23/11/2016