No chutes que me da risa

René está cansado de aguantar una defensa sin tensión. Esa sensación me dio a mí desde la grada. Fueron varias la veces que pidió a los suyos que evitaran cederle balones al pie ante una presión adelantada y agresiva de Aridane y Bela. Pero nada, como si oyesen llover.

La falta de tensión se traduce en pasividad y, eso, en goles en contra. Así está el Almería. ¿Acaso el Albacete hizo algo para sumar un punto aquí? Porque del Sporting puedes hablar de pegada, de inercia positiva, de fondo de plantilla. Pero, ¿del Albacete? Tres goles lleva el bueno de Aridane este año, el Almería que no falla a su cita semanal con la caridad.

No les hace falta nada a los equipos que se enfrentan al Almería. Bueno, sí, saltar al campo. Hacer como que quieren ganar. Echar un rato, vamos. Es una caída libre que no sabemos si alguien será capaz de parar. Ojalá. Aunque espero que entiendan que, desde fuera, se hace complicado creer en algo que no sea el descalabro. Y es que eso de “a la tercera va la vencida” me ronda la cabeza desde hace tiempo.

Alejandro Asensio
Alejandro es maestro de Educación Física con una enorme vocación periodística. También colabora en Radio Marca Almería y Diario UDA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *