En formación

Es la sensación que da el Almería en cada partido; la de un equipo que quiere pero no sabe. Es como si la plantilla no fuese capaz de dar el nivel que se saben capaces de dar. Algo que les impide sacar adelante partidos en los que son ligeramente superiores. Ante el Numancia volvió a suceder. El equipo de Arrasate sabe a lo que juega. Una plantilla que compite con las ideas muy claras. A pesar de ello, los de Lucas Alcaraz dominaron buena parte del partido, aunque sin capacidad para dar el plus que le aupara a la victoria. Falta algo, falta chispa. Me gusta ver a Gaspar con garra. A Soleri con aspiraciones. Pero me gustaría aun más verlos con oficio, sacando partido a sus llegadas. Es la sensación permanente de estar a prueba, de tener que demostrar todo. La salida de Fidel, que estaba haciendo un mal partido, para dar entrada a un Álamo que no parece futbolista en activo por su inactividad, terminó de demostrar que falta algo ahí en el banquillo.

Alejandro Asensio
Alejandro es maestro de Educación Física con una enorme vocación periodística. También colabora en Radio Marca Almería y Diario UDA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *