¿Dónde estáis?

Poco más de 5000 espectadores presenciaron la victoria ante el Córdoba del Almería. Suena a cifras de hace años, aquellos en los que la UDA era un proyecto en ciernes que luchaba por hacerse un hueco en el fútbol profesional. Lo más agravante incluso es que este club tiene, o eso dice, una masa social de 10.000 abonados. Es, cuanto menos, llamativo. ¿Dónde están?

Podríamos dedicarnos a discutir los diferentes condicionantes que están provocando el absentismo en las gradas del Mediterráneo; cenas de Navidad, frío, resfriados, compras, sábado noche. No sé, puede haber multitud de opciones más. El caso es que este equipo ya no ilusiona ni a aquellos que pagaron en su día el abono.

Lucas sacó petróleo, a eso ha venido. Quizá es el primer paso para volver al camino de la motivación. Que esa persona, sentada en su sofá un sábado noche, prefiera calzarse la chaqueta, bufanda y, armado de valor y fuerzas para soportar el relente almeriense, y se decida a ocupar su butaca en el feudo rojiblanco, ha de ser un objetivo primordial para este club.

Personalmente, me dejó muy satisfecho el partido. Un Almería descapitalizado, con varios jugar del filial y bajas sensibles, fue capaz de regalar el balón a un Córdoba ansioso para aprovechar al máximo la opción que tuviese para sumarse tres puntos. Este, el de los puntos, es el único antídoto.

Alejandro Asensio
Alejandro es maestro de Educación Física con una enorme vocación periodística. También colabora en Radio Marca Almería y Diario UDA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *