Vamos a contar mentiras

Salvo honrosas excepciones, uno trata de informarse sobre la actualidad del equipo de su tierra y algunos medios, empezando por los propios, reflejan una situación idílica. Por supuesto, dirán, porque somos los terceros -por la cola-. Me encanta poner la tele y ver que algunos tertulianos se quedan tan panchos sosteniendo que está todo controlado, que es maravilloso y que, como ya adelantaron en su medio, el presidente va a por Fulano y, como se podrá leer al día siguiente, Mengano está casi cerrado. El moderador sonríe, su compañero calla y la opinión del otro tertuliano, quizá más crítica, es interrumpida una y otra vez.

Llegan un par de fichajes un día, de los muchos que harían falta y los días van pasando, pero no sé si son Fulano o Mengano. El lector del Zapillo y yo nos quedamos con la dUDA. Algunos compran el humo que les venden y califican al supuesto Fulano como el futbolista con mejor historial jamás fichado por este club sin mirar el DNI porque todos sabemos que los deportistas de mi edad -36 añitos, fiera- están en su mejor momento, en la potente liga india uno se curte aún más y media LFP estaba detrás de él pero se lo hemos birlado a todos. Como Chuli, vaya.

Sin ánimo de ofender y esperando que salga bueno, nos vamos al presunto Mengano, que sí me da más confianza viendo su trayectoria en la categoría pero no por los últimos meses. Sin embargo, alguno habrá adquirido lo de que a este muchacho le avala su gran experiencia en Primera. Y así llegamos a Cádiz, con novedades en cuanto a altas y bajas, pocas pero para qué más si no estamos tan mal. Ahí sigue Soriano, con Juanito cubriéndole muy bien la espalda, con una gestión estupenda en cuanto a renovaciones y demás por parte de directivos y directores deportivos, que conforman un equipo humano y profesional de traca… Tralará.

21/01/2017