UD cAos

Empezamos 2017 como acabamos 2016: palmando, esta vez en casa, donde ya parecía que nadie nos tosía. Pero el Getafe, con poco, se impuso con gol in extremis de los que hemos encajado muchos, tras acción a balón parado. Todo hace indicar que volveremos a luchar por evitar el descenso, lo que no sé es si alguien reaccionará a tiempo para salvar los muebles y no caer a la temida 2ªB. Creo que con este entrenador y todos estos jugadores los malos augurios se van a cumplir. El estado de la plantilla es igual o peor al de hace un año y las decisiones por parte de la directiva son alarmantes por un lado e inexistentes por otro, con renovaciones más que discutidas como la de Vélez, teniendo en cuenta los casos de Puertas o Ximo, que parecen tan el disparadero de salida como Chuli o Iago, cuyo rendimiento, por esto o aquello, es diametralmente opuesto.

Roscón amargo y carbón en un Día de Reyes que se hizo cuesta arriba y largo, como la resaca posterior, con todo lo acumulado. Tengo pendiente terminar de ver el programa Caos FC dedicado al Koala de Antas, en el que los ex futbolistas televisivos Michael Robinson y Raúl Ruiz tratan de ayudar a ese equipo de nuestra provincia con la colaboración del técnico Goyo Manzano. Un portero con sobrepeso, jugadores de nivel poco comprometidos y otros con más compromiso y cabeza pero sin fundamentos… Salvando las distancias, situación caótica similar a la de nuestro máximo representante del fútbol provincial.

Pocos rivales hay peores en la categoría que este equipo sin alma, un club joven que ha saboreado las mieles del éxito y acaso ahora vive sus momentos más bajos, con meses y meses en posiciones de descenso, con la sombra del fracaso y la incertidumbre sobrevolando las cabezas de una afición sufrida pero noble, que ya sí va pidiendo la cabeza del presidente, le duela o se la resbale a Alfonso.

07/01/2017