Sin tiros no hay paraíso

El sábado en Valladolid revivimos la eterna pesadilla que tenemos cuando la UDA juega fuera. En Pucela al menos no perdió el equipo y el 0-0 final fue de lo mejor con lo que nos podemos quedar. Se vieron atisbos de mejoría, la actitud y el juego fueron más parecidos a los de Sevilla que a los de Zaragoza. El empate es bueno pero sigue quedando por aprobar esa asignatura que es ganar fuera de casa. Faltando media hora y con uno más parecía que podía ser pero ya se encargó Diamanka de hacer de las suyas 5 minutos después para nivelar la situación en Zorrilla, donde -como en el Pizjuán o La Romareda- apenas se crearon ocasiones y las frías estadísticas dicen que los rojiblancos apenas dispararon y el portero local tuvo poco trabajo, a diferencia de Casto: volvió a sacar las castañas del fuego y tuvo también la suerte de tener enfrente a unos jugadores no mucho más inspirados que los nuestros, sin acierto. Ni haciendo la estatua o el mannequin challenge hubiéramos visto goles. De la defensa, en la que sigue Joaquín pese a la baja de Vélez, alarma la involución de Ximo. Contra el Numancia, Soriano vuelve a tener el dilema de si dar o no bola a Trujillo para que el hijo de Mascarica vuelva al centro del campo junto a José Ángel, que sigue a la deriva fuera de casa, en la línea del equipo.

A Pozo ya lo tienen calado los rivales, así que Fidel, Puertas y Quique estuvieron desasistidos. En el banquillo tampoco hay jugadores que marquen diferencias, al contrario: da la sensación de que sólo la mitad de la plantilla es aprovechable. Viendo lo del sábado empecé a pensar que Corona va a volver en Soria. Pero sobre todo que somos masocas sólo por hacer el esfuerzo de seguir los pasos de este equipo que únicamente parece recuperar su alma en casa. Y gracias.

Javier Montoya
Javier trabaja en Almería TV y colabora en Diario de Almería, masalmeria.com,, entre otros. Anteriormente pasó por La Voz de Almería y Guipuzkoa Sport.
Sin tiros no hay paraíso

Sin tiros no hay paraíso

El sábado en Valladolid revivimos la eterna pesadilla que tenemos cuando la UDA juega fuera. En Pucela al menos no perdió el […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *