Podéis ir en paz

Nada mejor para tratar de no desilusionarse y acabar con el calvario de ver arrastrase a tu equipo en dos salidas consecutivas, saldadas con pírrico empate en Valladolid y derrota en Soria, que volver a esta misa de 12 que se nos plantea hoy: se viene un Mallorca que no anda mucho mejor que la UDA y de hecho acaba de relevar a Fernando Vázquez, aquel que dejó plantado a Alfonso García según confesaría el murciano. Esperemos que el ex jugador Olaizola no tenga la suerte del principiante y su carrera como entrenador tarde en despegar. Para los más jóvenes, mi tocayo era un buen lateral derecho, como demostró serlo en Mallorca y por eso vino a Almería Ximo, que no anda fino pero tampoco tiene competencia ni en el casi inédito Isidoro ni en el medio defenestrado Iago.

Pero hoy me quiero centrar en el otro carril, el izquierdo, que ya no volverá a ocupar Duba. Hace unos días me parecía broma en redes sociales pero me creí la noticia con el comunicado del club. Llegó hace tres años y medio para Segunda avalado por su buena temporada, en la que parece que cumplió como interior izquierdo, en el Córdoba. Aquí, poco toque y todos empeñados en que fuera lateral, pese a que en defensa nunca ha llegado a estar cómodo.

Si al final nos vamos a 2ªB, Dubarbier ya no estará en el barco y sus defensores, que los tendrá como los tiene Vélez o incluso Zongo, echarán de menos a ese guerrero, luchador incansable que lo daba todo y corría sin parar. El caso es que se va tras renovar hace bien poco por tres años más, con la carta de libertad, de rositas y gratis. Pero oye, por mi vale: lacito y a casa, con la familia -no voy a entrar en los verdaderos motivos de que se borrara ya hace meses, pese a que es vox populi-. Gracias, Nano, ¡qué bueno que viniste!

10/12/2016