Pendientes de evolución

La salud, esa de la que nos acordamos cuando falta, es lo primero. O al menos eso es lo que dicen. Ya lo decía la canción: es una de las tres cosas que hay en la vida, junto a dinero y amor. No debe ir mal Tino Costa de estas dos últimas pero sigue sin tener el alta médica para volver a jugar. ¿Qué le pasa exactamente? Vaya usted a saber, si en principio estaba como para entrar al menos en la convocatoria ante el Huesca hace cuatro jornadas pero, también según la versión oficial entonces del club, no lo hizo para evitar riesgos y ver si así podía ser de la partida en la siguiente, entre semana en Vallecas… Como sabrán, tampoco fue así ni siquiera ha podido estar para los dos últimos partidos, ante Valladolid y Reus.

El panorama es desolador: en este póker de partidos sin Tino, tres derrotas y un empate. No sé si es casual pero evidentemente resta su ausencia. Ahora bien, ni el punto anterior en León ni la goleada al Sevilla Atlético, aún con el argentino en cancha, invitaban al optimismo y el tiempo nos da la razón a quienes así lo expusimos entonces. Ya me gustaría pensar que con la vuelta de Costa se iba a arreglar el entuerto pero, aunque así fuera, quién sabe cuándo será.

Para mañana sábado en Gijón parece que tampoco. Ahí cumplirá Fidel su segundo y último partido de sanción y también se lo perderán Verza, cuyo plazo previsto de recuperación expira a mitad de noviembre, y el último en caer, Nauzet. En su caso, 6-8 semanas en el dique seco privarían de contar con el canario en lo que queda de 2017. Además de ellos, en duda están Morcillo, Caballero o Hicham. Pero repito: ¿Y el Tino, qué? Pues pendiente de evolución, como la propia UDA… Y mejor lo dejo ahí para no ahondar en la herida.

Son ya varios años de achaques y lo peor es que no veo prevención ni, en consecuencia, cura. Se empezaron pagando descuidos y excesos, alguna que otra irresponsabilidad y cierta dosis de dejadez. Pese a acabar saliendo del hospital, tarda poco el enfermo en volver. Y cuando lo hace, pasa por planta, quirófano, UVI, UCI y todo lo que haya. Así no creo que consiga Alfonso García venderle la moto a los chinos, a los sicilianos o a quienes demonios sean los siguientes en sonar. Seguiremos pendientes, de la evolución, de la salud y de todo en general.

Javier Montoya
Estoy en Almería TV, Diario de Almería y masalmeria.com, entre otros. Ex de La Voz de Almería y Guikozkoa Sport.

Una idea sobre “Pendientes de evolución”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *