El año del gallo

¿Vas al estadio esta tarde? Manzanas traigo. En esa pregunta y respuesta se resume la actual relación y situación dentro de la UDA, con una afición hastiada, harta de devaneos y vaivenes por parte de los responsables del club. Ni la cuarta derrota consecutiva, contra un Cádiz en inferioridad, ha sido motivo suficiente para encontrar soluciones. Porque buscarlas imagino que las buscan aunque uno ya lo duda: al día siguiente de aquel desastre en el Carranza, por mucho que ya estuviera pactado y vete a saber el motivo, estaban jugando los suplentes y descartados contra un equipo chino. Y eso se supo pese a sus baldíos pero torpes esfuerzos por ocultarlo, parece mentira. Qué curioso que una entidad poco comunicativa y no muy activa por ejemplo en redes -aunque habrán revisado los tuits de #SalvemosALaUDA- felicitara el viernes el año nuevo chino. Al mercado asiático le vamos a interesar un pimiento si caemos a 2ªB, si es que es eso lo que Alfonso García busca y no se ha convertido al budismo.

Otra noticia que me sorprende es la falta de noticias en cuanto a fichajes: vinieron dos en cuestión de horas, titularísimos desde el principio para el incuestionable y desafiante Soriano, pero no ese delantero y ese central que tanta falta hace. Álamo es un hombre de banda y Borja un centrocampista aunque no precisamente creativo como creo que demanda el equipo y más si prescindes de Pozo de inicio, vete a saber el motivo: el harakiri es de japoneses, no de chinos. Lleva un tal Marco Motta a prueba aquí no sé cuántos días y por lo que parece aún no ha firmado, estando como estamos con defensa en cuadro y viendo su currículum. Por supuesto hay muchas dudas sobre él, empezando por su estado físico y acabando por los repajoleros motivos que han llevado al italiano a vivir precisamente aquí, en Almería, para probar en el vicecolista de 2ª, que le ofrece un contrato de larga duración… ¡Alegría y feliz año!

 

28/01/2017